26 de septiembre de 2015

A vueltas con los deberes escolares

Autor:José Antonio López Fernández
El tema de los deberes escolares aparece últimamente en las REDES de lo cual me alegro ya que mi larga experiencia en el mundo de la educación, me ha aportado elementos suficientes para afirmar que este problema de los deberes es uno de los
muchos problemas sin resolver que tiene el sistema educativo español. Es verdad que noes el más importante de ellos, pero si que es asunto polémico, en mi opinión todavía nobien resuelto, que ocupa y preocupa a las familias españolas y a sus hijos, claro.
Los niños españoles, en demasiados casos, hacen una jornada laboral superior a la de un adulto. Eso, en mi opinión es maltrato infantil, si así como suena. Maltrato psicológico.

En algunas ciudades asisten al Aula Matinal a las ocho de la mañana, luego las cinco horas de clase, el comedor en muchos casos, los deberes… Pero bueno pero ¿cuando juegan nuestros niños? A principios de siglo los trabajadores conseguimos la Jornada laboral de ocho horas, los niños, en mi opinión, no deberían de hacer más de seis.
Los deberes, en mi opinión, tal como están establecidos normalmente, tienen muchos inconvenientes. Para aprender es necesaria la repetición  (!que duda cabe!), pero no la repetición reiterada y machacona que suele desmotivar a los niños. Muchas veces, los deberes son actividades de repetición tal vez innecesariamente reiteradas. La repetición que verdaderamente afianza el aprendizaje, es la repetición espaciada. Al retomar el aprendizaje de un concepto después de un tiempo (mínimo dos días) los niños se motivan y se aburren menos que con la repetición reiterada.
Los deberes, a menudo son causa de conflicto entre los padres y los niños. Un conflicto que suele tener causas no deseables como por ejemplo provocar en los alumnos desinterés, y desmotivación por el aprendizaje así como, deterioro de las relacionespadres e hijos, tan importantes para una buena educación.
No quiero decir que las relaciones padres, hijos y educadores estén siempre libres de conflicto. No. El conflicto es necesario para educar, pero no el conflicto gratuito es innecesario, pero si el conflicto necesario orientado a la superación del mismo de forma constructiva mediante el DIALOGO o mediante el ejercicio adecuado de la AUTORIDAD. Tener autoridad significa entre otras cosas poder decir la última palabra y, en mi opinión, tiene más autoridad quien menos veces tiene que decirla porque consigue resolver los conflictos mediante el convencimiento, mediante el dialogo,
mediante argumentos razonables.
Las personas, niños y adultos que consiguen resolver un conflicto de manera constructiva, normalmente, salen de él fortalecidos como personas y con sus lazos afectivos más estrechos.
La clave para interiorizar cualquier aprendizaje está en las habilidades de Hablar, Leer y Escribir para Aprender. En esto estamos de acuerdo el 90% de los docentes españoles.
Hablemos, pues con los niños, leamos con ellos, que nos oigan leer delante de ellos tanto a los padres como a los maestros, que escriban algo sobre lo leído, sobre lo trabajado en clase o sobre vivencias con sus amigos o textos libres. No todos los días lo mismo (repetición reiterada). Escribamos nosotros primero. Para aprender se necesitan modelos, personas que sepan y sepan hacer (primero lo hago yo, luego tu conmigo ydespués tu solo)
Es muy fácil para los directores de los centros educativos, para las AMPAS, para los maestros y también para profesores de secundaria, establecer un pequeño Plan alternativo a los deberes actuales. Centrado en las Habilidades Instrumentales Básicas (Hablar, Leer y Escribir para Aprender).
Pongámoslo en práctica con la participación de todos, también de los alumnos y de los padres de cada grupo-clase. Llevar a la práctica lo que sugiero es complejo pero no difícil si nosotros no le añadimos dificultades innecesarias.
Mi enhorabuena a las personas que han promovido este tema en las redes sociales.
Animos a los ciudadanos a que promuevan iniciativas como esta en la RED, proponiendo puntos débiles de nuestro sistema educativo. La escuela y los docentes necesitan la colaboración, el apoyo y la consideración de todos los ciudadanos tengan hijos en edad escolar o no.

José Antonio López Fernández.
Maestro e Inspector de Educación jubilado
joseantoniolf1@gmail.com
DNI 17 677 520 L

1 comentarios:

Antonio Peña dijo...

José Antonio, comparto tu opinión plenamente y he estado convencido de la necesidad de racioonalizar los deberes y, sobre todo, respetar el derecho de los niños a jugar. El juego es fundamental para el desarrollo saludable de los niños y el principal medio de aprendizaje en la infancia. Y ahora que tengo nietos me he vuelto más radical, la educación formal no puede conculcar el derecho al juego diario de los niños y niñas. La educación formal debe compartir el tiempo con el juego y en ciertas edades los deberes se deben eliminar como en Finlandia. Muchas personas confunden aprendizaje con esfuerzo, olvidando que el juego es el más poderoso medio de aprendizaje, diría que hasta que se adquiere el pensamiento formal. Incluso en la Universidad muchas enseñanzas se imparten mediante juegos de simulación. Por no ir más lejos en la de Harvard, una de las mejores consideradas del mundo.
Un abrazo